"Comprometidos con el desarrollo del área rural de Guatemala"

Doña Margarita Tubac

julio 17, 2015 11:09 am Publicado por

historia2010-02Doña Margarita Tubac Chonay, es una mujer maya-kaqchikel, originaria de la aldea Chipatá, Municipio de Santa Apolonia del Departamento de Chimaltenango. Debido a la pobreza de sus padres, no tuvo oportunidad de estudiar, pero su deseo de superación la motivó a asistir a clases de alfabetización, con lo que ha aprendido lo básico de la lectura y escritura. Se dedicó a su familia apoyando con las labores cotidianas del hogar y también apoyando en las actividades del campo. Con el objetivo de cambiar un poco su situación, inició una pequeña actividad productiva en donde invertía Q.500.00.

Por varios años continuó de este modo, hasta que decidió hacer de su emprendimiento algo más grande, algo bueno para ella y su familia. Doña Margarita dice: “Pensé en que no toda la vida debía pasar así…con un negocio pequeñito”. Decidió que iniciaría un negocio formal de venta de verduras y crianza de animales domésticos, pero el problema era en dónde obtener el capital.

Localmente lo podía conseguir con prestamistas, pero estos cobraban intereses muy altos mensualmente, lo que no era conveniente para sus planes. Unos vecinos le hablaron de FONDESOL, asegurándole que la podían ayudar en sus aspiraciones. En el año 2008 formó un Grupo Solidario y solicitó un crédito de Q3,000.00, con lo que pudo comprar papa, arveja, zanahoria, lechuga, así como un cerdito para engorde, lo que comercializaba en el mercado de la localidad.
Canceló su crédito y decidió solicitar otro, esta vez mayor, lo que le permitió adquirir más producto, aumentar sus ganancias, significando mucho más sacrificio. “Los viernes me levanto a las 4 de la mañana para llegar a buena hora al mercado, me acostumbré desde pequeña a levantarme de madrugada”, relata con cierto orgullo.
En 2010 solicito su tercer crédito, esta vez de menor cantidad, pues sus ingresos ya le permiten tener un capital propio, manifiesta estar agradecida con Fondesol por el apoyo que da a la gente pobre, principalmente a las mujeres. “Me gusta trabajar con FONDESOL, vivo un poco mejor que antes”.



Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por Eduardo Alexander Palencia Tejada